Un elemento químico es materia formada por un solo tipo de átomo. Un elemento químico es un átomo con unas características físicas concretas y está definido por un número atómico concreto pero puede tener diferente masa atómica.
La masa atómica está practicamente contenida en el núcleo.
Todo elemento químico tiende a la estabilidad eléctrica, es decir que debe tener carga eléctrica cero o lo que es lo mismo debe tener el mismo número de protones (cargas positivas) que electrones (cargas negativas).
Al número de protones se le llama número atómico y se escribe con la letra Z. La masa atómica o número másico corresponde al número de protones y neutrones, se le asigna con la letra A.
Así tenemos:

Z= nº protones
A= nº protones + nº neutrones

Como la carga del elemento químico debe ser neutra, coinciderá el nº de protones con el de electrones.
A efectos prácticos: Z = nº protones = nº electrones

Cuando un elemento químico presenta distinto número de protones que de electrones se llama ión. Existen dos tipos de iones:
  1. Aniones: presentan carga negativa porque tienen más electrones que protones. Los aniones ganan electrones, el número de protones no cambia.
  2. Cationes: presentan carga positiva porque tienen más protones que electrones. Los aniones pierden electrones, el número de protones no cambia.

Cuando cambia la masa atómica o número másico (A), el número de protones permanece constante y sólo varía el número de neutrones. A los elementos químicos en los que cambia el número másico se les denomina isótopos.

Ejemplo:

Elemento químico: litio

Siglas: Li
Z= 3
A= 7

para calcular el número de neutrones haremos:

A = Z + nº neutrones

nº neutrones = A - Z = 7 - 3 = 4

de aquí podemos deducir:

Elemento químico
Litio
Catión
de Litio
Anión
de Litio
Sigla
Li
Li+
Li-
Z
3
3
3
A
7
7
7
nº protones
3
3
3
nº electrones
3
2
4
nº neutrones
4
4
4